¿A que temperatura debe servirse el vino?


11 La temperatura de los vinos es un detalle muy importante que siempre se deberá considerar.

Un buen producto puede perder sus grandes cualidades organolépticas si no tomamos en cuenta que tanto el frío extremo como un exceso térmico hacen que el vino se vuelva muy agresivo o hasta sin personalidad. Las temperaturas recomendadas deberán ser consideradas orientativas ya que un grado o dos por encima o por debajo de las indicadas no afectan las cualidades de un producto. Lo mejor es servir los vinos blancos entre los 8 y 10 °C.

Si son dulces naturales esta temperatura podrá bajarse hasta los 6°C. Los vinos tintos, por el contrario, se disfrutan mejor entre los 18 y 20 °C de temperatura. Si son livianos se recomienda beberlos algo frescos, esto es a 14 ó 15 °C de temperatura. El champagne por otro lado, deberá servirse fresco, pero nunca helado.

Entre los 7 y 8 °C se descubren mejor todos sus secretos. La mejor manera de refrescar una botella de vino, es utilizando un balde o frapé, con agua y cubitos mezclados.

De esta manera, rápidamente enfriaremos el vino que vamos a disfrutar.