José Pariente 2005


11 Un vino sugerente y muy agradable, con cierta untuosidad y todo lo que se puede pedir a un verdejo en cuanto a frescor, buena acidez, aromas herbáceos y florales, y el característico toque amargo. Dorado intenso con reflejos verdosos.

Complejo, potente, elegante.

Aromas de reducción, orejones, fruta en almíbar, ahumados. Sabroso, y untuoso, perfecta conjunción de la fruta y la barrica. Se reproducen los aromas de la vía nasal junto con notas micológicas.

Final persistente y elegante. Un vino que, llevando el nombre del padre de una de las copropietarias de la bodega Dos Victorias, no se desmarca en absoluto ni de la línea de blancos de calidad de Rueda, ni de la propia de la bodega.

En definitiva, un verdejo más que recomendable..