Vinos griegos, un regalo de Dionisio


11 La historia de Grecia está íntimamente ligada a la de la viticultura.

Para los griegos, el vino era una creación y un regalo de Dionisio al cual adoraban. En la actualidad en las regiones griegas, hay una gran conciencia por preservar la diversidad de sus variedades nativas.

La superficie total de viñedo es de 150 000 hectáreas de las cuales la mitad se destinan para la producción de uva de mesa. Hoy en día, se contabilizan alrededor de 300 tipos de cepas diferentes que son el orgullo de los viñadores y justifican la autenticidad de sus vinos. Encontramos como las más representativas la tinta Xynomavro, y la blanca Agiorgitiko y el moscatel de grano menudo..