Albóndigas de queso


11 Deliciosas y nutritivas, estas albóndigas son una variante baja en colesterol de las clásicas albóndigas de carne.

Puede servirse con una salsa de tomates liviana o sencillamente salpicadas con aceite y queso.

Ingredientes ź litro de agua Una pizca de sal ˝ litro de leche desnatada 150 gramos de sémola 125 gramos de queso fundido magro Pimienta y nuez moscada, a gusto 1 clara de huevo Pimienta blanca recién molida Preparación Pon a hervir el agua con la sal y la leche. Incorpora al líquido la sémola, revolviendo constantemente, y déjala cocinar durante 10 minutos. Agrega a esa pasta el queso fundido cortado en finas láminas, mezclando bien.

Aderézalo con sal, pimienta y nuez moscada a gusto.

Deja que la masa se entibie e incorpora luego la clara batida a punto de nieve. Pon 2 litros de agua en una olla grande y llévala al fuego. Cuando hierva echar las albóndigas, formándolas con ayuda de dos cucharas y dándoles forma redondeada. Déjalas cocinar durante 10 minutos y luego escúrrelas.

Sírvelas calientes con tu salsa preferida..