Café Moka Sanani, una experiencia inolvidable


11 ¿Te preguntaste alguna vez de dónde vienen los granos de café con los que preparas esta deliciosa bebida cada mañana? Probablemente hayas oído palabras como Arábiga y Robusta en términos de gusto, pero estas palabras pueden también decirnos donde esos cafés fueron producidos. Si alguna vez has probado, o simplemente oído hablar del Moka Sanani (o Al-Mahka Sana’ani, en su idioma original), entonces lo que tienes en tu taza es uno de los mejores cafés del mundo. El café árabe Moka crece en la región montañosa de Sanan, en Yemen del sur, a una altitud superior a 4.500 pies.

Es el café cultivado más viejo del mundo, distinguido por su riqueza y cuerpo completo, con ligeras notas de chocolate. El puerto yemenita conocido como Al-Makha da nombre a la que es quizás la variedad de café más conocida del mundo: la Moka.

Una taza de café moka de Yemen ofrece una visión histórica y precisa del sabor del café. El café de Yemen es uno de los cafés más originales y estimados del mundo, por lo que se le llama “una taza salvaje” o natural, por su textura  terrosa, compleja y acre, aunque a algunos puede resultarles algo amargo. A grandes rasgos el café elaborado a partir de estos granos ofrecen un experiencia inolvidable: se comienza con una explosión de sabor a especias, canela y clavo; luego asciende una primera oleada de sabor ligero, delicado, frutado, con melocotón y albaricoque, y como toque final un dejo de canela picante. La compañía de café Sanani ofrece sus propios y distinguidos granos usando tan sólo el dos por ciento de la selección platino de los mejores cultivos de Yemen.

En la propia página de Sanani se puede comprar este extraordinario café al precio de 15 euros la caja de 250 gramos, mientras que  Starbucks recomienda acompañarlo con un bizcocho casero de chocolate con frambuesa..