Carne de buey gallego Raza Nostra


11 La carne de buey - o carne roja-, procede de vacas de más de 3 a 5 años.

Al ser animales de mayor edad, el contenido en mioglobina, pigmento responsable del color rojo, es mayor, de ahí su tonalidad más intensa.

Así mismo, esta carne es inconfundible por su contenido en grasa infiltrada (intermuscular), verdadera responsable de su intensos aroma y sabor característicos. Los mejores cortes de carne de buey, según Raza Nostra, son el solomillo, el chuletón y el lomo. Descubramos juntos cómo elegirlos y la mejor forma de prepararlos. Solomillo El solomillo de buey es un producto exquisito debido a su gran jugosidad, terneza, y agradable sabor.

Se suele utilizar para la plancha, parrilla o asados.

Combina perfectamente con varias salsas como la salsa roquefort o pimienta, y puedes comprarlo en filetes o entero. Chuletón Probablemente sea la pieza más famosa y utilizada de la carne de buey. Suele tener una óptima proporción de grasa infiltrada, que es la responsable de su exquisito e intenso sabor característico.

Es ideal para hacerlo a la parrilla. Lomo Es la misma pieza que el chuletón a la que se le ha extraído el hueso.

Muy jugosa y tierna, con un sabor característico que le da fama como una de las piezas favoritas para los amantes de la buena carne. Se suele utilizar a la parrilla o asado y puedes encontrarlo cortado en chuletones o en una pieza. En cualquiera de sus cortes y presentaciones, la carne de buey de Raza Nostra es la opción ideal para quien quiera disfrutar del sabor intenso de la mejor carne de buey. Referido: RazaNostra.