Cómo conservar salsa de tomate


11 Cómo conservar salsa de tomate.

Para conservar una buena salsa de tomate casera, necesitas calentar un poco de aceite de oliva, al que le debes de añadir un pimiento verde y una cebolla picados, dejar que se pochen y añadir media cucharada de pimentón y seguidamente echar 1,5 kilos de tomates en trozos aproximádamente y un poco de sal. Dejar que los tomates se cuezan poco a poco; para quitar la acidez del tomate, es conveniente añadir 1/2-1 cucharada de azúcar.

Cuando esté hecho, hay que pasar la salsa por el pasapuré, para que se queden en él las pieles de los tomates. En botes de cristal, que debes de tener esterilizados, debes de ir rellenándolos, dejando poco más de un dedo sin rellenar, taparlos y colocarlos al baño María, al menos de media  una hora, dejer enfriar en el agua y ya los tienes listos para guardar. Por otro lado si has abierto un bote de tomate y no lo has gastado entero, una manera de conservar mejor sus propiedades y que te dure unos días, es añadir al tomate un chorrito de aceite de oliva, que formará una película en la parte superior, que protegerá el tomate convenientemente. Foto Vía: con2huevos.