Cómo quitarle la piel a los tomates


11 Si bien antes se recomendaba comer las frutas y las verduras con corteza, pues allí se encontraban la mayoría de las vitaminas, el uso indiscriminado de pesticidas y otros productos químicos hacen que el consumo de las mismas se torne riesgoso.

Así que, cómo quitarle la piel a los tomates sin estropearlos ni romperlos? He aquí el truco: lavar bien los tomates y practicarles una pequeña incisión en forma de cruz en la parte de abajo, diametralmente opuesta al cabo. Colocarlos en un colador y sumergirlos en agua hirviendo durante 5 segundos.

Retirarlos, pasarlos por agua fría y sujetar con un cuchillo filoso las solapas que se formaron en los cortes, sin tocar la pulpa. Retirar la piel cuidadosamente de un solo tirón. Quedarán perfectos!.