Congelado de frutas, técnica culinaria


11 Todos en nuestras casas tenemos grandes refrigeradores con freezer o frigorífico, muchas veces con más prestaciones de las que solemos o sabemos utilizar.

Seguramente a ti te pasa que el freezer es una de las áreas que menos aprovechas. No sólo nos sirve para conservar los restos de comida que no consumimos en un almuerzo o cena y  pensamos que lo utilizaremos más adelante.

A veces al cabo de un tiempo no tenemos idea de lo que hay en ese espacio y terminamos tirando casi todo. Lo mejor es saber cómo y qué almacenar.

En el día de hoy veremos algunos pasos para poder congelar distintos tipos de frutas. El llamado congelado descubierto, se recomienda para aquellas frutas delicadas que requieren un congelado rápido porque tienen un alto contenido de agua.

En este caso debes lavar y escurrir las frutas para luego extenderlas sobre una bandeja sin que se toquen entre ellas; congela y cuando estén firmes las puedes envasar en cajas o bolsas, para ese entonces no es necesario que estén separadas. El congelado con azúcar, en seco requiere que cortes en trozos las frutas y las espolvorees con azúcar. Envasa y congela. Por último la técnica recomendada para frutas que se oxidan con facilidad.

Se hace con almíbar: coloca en un recipiente la fruta,  rocíala con jugo de limón y cúbrela con almíbar frío.

Tapa el recipiente y lleva a congelar. Es importante que tengas presente los tiempos de duración de los productos congelados, generalmente en el manual del refrigerador suele venir una tabla con los tiempos exactos..