Consejos para almacenar salsas en el freezer


11 Consejos para almacenar salsas en el freezer.

Si usted tiene salsa de sobra, como la salsa de tomate o salsa Alfredo, puede ahorrar tiempo y dinero mediante la congelación de la salsa extra para una comida en el futuro. Usted también puede hacer bastante salsa casera y congelar en pequeñas porciones para mayor comodidad, así simplemente luego puede descongelar una parte en el momento en que usted lo necesite.

Guarde la salsa de manera adecuada para asegurar el mejor sabor y calidad, y para evitar el riesgo de quemaduras por frío, para ello siga las instrucciones: 1) Si usted recién termino de hacer la salsa, llévela al fregadero y ponga la olla a baño maria en agua fría para que se enfríe rápidamente. Asegúrese que la salsa esta fría para el envasado y almacenamiento. 2) Vierta la salsa enfriada en una o más bolsas de plástico  de cierre hermético para freezer o potes, dependiendo de la cantidad de producto que tienen.

Deje un espacio 1, 5 cms.

en la parte superior de cada bolsa, ya que el líquido puede expandirse a medida que se congela. Saque el exceso de aire de las bolsas para reducir las posibilidades de quemaduras por congelación.

Cierre la parte superior de las bolsas bien cerradas. 3) Escriba las fechas de almacenamiento en el congelador trozos de cinta y pulse las etiquetas en las bolsas de referencia. 4) Coloque las bolsas planas en el congelador hasta que la salsa se congela.

Almacenar las bolsas de salsa de congelados de pie para ahorrar espacio en el congelador. Mantenga la salsa de tomate en un congelador a -15ª C por 12 a 18 meses y la salsa Alfredo de 4 a 6 meses..