Copas Riedel, perfectas para degustar el vino


11 Claus Josef Riedel, descubrió en 1956 que el tamaño y la forma de la copa influyen sobre nuestra percepción de los aromas y sabores. Cada copa fabricada por la firma Riedel se ha diseñado para dirigir la bebida exactamente hacia las “zonas gustativas” adecuadas de la lengua, para conseguir un equilibrio perfecto al degustar un vino.

Por eso, el mismo vino en copas distintas huele y sabe totalmente diferente. Riedel investiga continuamente las complicadas relaciones científicas entre las variedades de uva y la forma de la copa. Robert Parker, señaló, hace poco, que “Riedel fabrica las copas más perfectas tanto desde el punto de vista técnico como para disfrutar del vino”.

Wine Spectator describe a Georg Riedel como un “fabricante de cristalería devoto del vino” . Para poder apreciar en su totalidad las diferentes variedades de uva y las sutiles características de los vinos es fundamental tener una copa cuya forma esté ajustada para ese propósito. La forma es la responsable de la calidad e intensidad del bouquet y del flujo del vino. Estas copas son un elemento fundamental para que los catadores, sommeliers o simplemente un buen consumidor consigan el equilibrio perfecto al degustar un vino..