Cordero guisado Tung Po


11 Ideal para días frescos de primavera o los primeros del otoño, este cordero guisado con verduras será la delicia ideal con la cual esperar a tus amigos o pareja luego de un día agotador. Como siempre, un delicado dejo agridulce es el broche de oro para esta original receta de la cocina china. Ingredientes 225 gramos de carne de cordero 100 gramos de patatas 100 gramos de zanahorias 2 cucharadas de salsa de soya 1 cucharada de azúcar 2 cebolletas 1 rodajas de jengibre fresco 1 diente de ajo machacado 1 cucharadita de cinco-especias (preparación comercial que combina 5 especias; puedes conseguirla en supermercados o tiendas especializadas) 3 cucharadas de sake (vino de arroz) o jerez ½ cucharadita de pimienta Aceite para freír Preparación Corta la carne de cordero de cubos de 2 centímetros de lado.

Pela la papa y la zanahoria y córtalas del mismo tamaño que el cordero. Calienta abundante aceite en un wok o sartén profunda.

Cuando esté tan caliente que comience a soltar humo, sumerge el cordero durante 5 ó 6 segundos, o hasta que se dore. Retíralo y escúrrelo.

Fríe de la misma manera la patata y la zanahoria, hasta que estén doradas. Acomoda el cordero en una olla o cazuela y cúbrelo con agua fría.

Agrega la salsa de soya, azúcar, cebolletas, jengibre, ajo, pimienta, especias y sake o jerez, y lleva a ebullición. Luego baja el fuego al mínimo y deja cocinar durante 30 minutos. Agrega las patatas y zanahorias y cocina durante 5 minutos más.

Sirve enseguida..