Costa Blanca, destino gastronómico


11 La provincia de Alicante alberga más de 100 playas de arenas suaves y aguas tranquilas; playas escondidas entre acantilados y calas de ensueño.

Desde la blanca Altea, sueño de artistas bohemios, hasta la cosmopolita Benidorm, que nunca cierra, pasando por el Castillo de Santa Bárbara, desde donde divisar la bahía de Alicante o la Isla de Tabarca. Además en la Costa Blanca tienes un destino gastronómico de excelencia, con lo mejor de la cocina de Alicante.

Si aún no has decidido el destino de tus vacaciones, te invito a conocer Costa Blanca como destino gastronómico. En la provincia de Alicante funcionan algunos de los restaurantes de cocina de autor más cualificados de España: cocina de vanguardia, sin perder sus raíces, junto a establecimientos de gastronomía tradicional. La marca culinaria de la Costa Blanca no sólo radica en sus cientos de arroces, caldosos y secos, y sus exquisitos mariscos; también lo son las hortalizas, los pescados del litoral, los salazones y embutidos y su atractiva repostería, especialmente los turrones y helados artesanos de Xixona, las rosquillas de anís, las empanadillas de boniato o las almojábenas de origen árabe. Las gambas rojas de Dènia; el caldero de Santa Pola o de Tabarca; la pericana de la montaña; la borra, de bacalao y espinacas, del interior; las migas con uvas, del Vinalopó, el cocido de pava borracha, los “sepionets”, los cortes de atún, los tomates secos, la ñora, los nísperos de Callosa D’’ensarrià o el chocolate de Villajoyosa. Los vinos de Alicante viven un buen momento. En los últimos diez años, la D.O.

Alicante se ha granjeado el respeto por sus jóvenes y frescos vinos blancos y por sus interesantes tintos, elaborados en innovadoras bodegas.

Este hecho queda ratificado además por el número de premios que estos caldos están obteniendo a nivel nacional e internacional. En la ribera del río Vinalopó se cultiva la uva Monastrell y en la zona de La Marina, dominan las uvas Moscatel; junto a los nuevos vinos emergentes, el Fondillón, vino dulce artesanal de histórico prestigio, elaborado con uvas sobremaduradas en la cepa, de alta graduación, rojo en su nacimiento y ámbar tras la crianza. Playas, cultura, buenos vinos y cocina española con sello de autor son los motivos para elegir a Costa Blanca como el destino de tus vacaciones..