Deliciosos calabacines rellenos bajos en sodio


11 Los calabacines por lo general son un alimento que es difícil disfrutar en una dieta baja en sodio, ya que no tienen un sabor intenso o gustoso.

Pero con esta receta podrás volver a disfrutarlos y aprovechar todas sus vitaminas. Un secreto: si quieres transformar esta receta en una baja en calorías, solo tienes que eliminar las nueces y cambiar la ricotta común por otra desnatada, y listo! Ingredientes 4 calabacines medianos 300 gramos de queso ricotta 50 gramos de nueces picadas 1 cebolla mediana, finamente picada 1 diente de ajo, finamente picado 1 pimiento rojo picado Pimienta y nuez moscada, a gusto 1 huevo Pan rallado y mantequilla, cantidad necesaria Preparación Corta los calabacines a la mitad, de forma horizontal, y colócalos en una olla con agua.

Hiérvelos hasta que la pulpa del centro esté tierna, sin que lleguen a romperse. Retíralos y déjalos boca abajo para escurrir el exceso de agua. Sofríe la cebolla con el morrón; cuando estén trasparentes y tiernos agrega el ajo.

Cocínalos hasta que se doren.

Pisa la ricotta con un tenedor e incorpora las nueces y la cebolla, morrón y ajo que sofreíste. Sazona con pimienta y nuez moscada a gusto.

Incorpora el huevo para unir. Retira la pulpa de los calabacines, cuidando no romper la cáscara, y pásala por la licuadora.

Si tiene mucha agua sécala en el microondas o en una olla pequeña. Agrega esta pulpa a la ricotta. Rellena los calabacines con la preparación de ricotta, cúbrelos con trocitos de mantequilla y espolvoréalos con pan rallado. Lleva a horno caliente hasta que se doren..