Dry Martini, pero nunca a lo Bond


11 En esta entrada no referimos a uno de los cocktails más famoso del cine (gracias a las películas de James Bond), y uno de los más glamourosos, sin duda .

Una maravilla líquida que hay que tomar despacio, a medio encender las luces, con los brazos abiertos tras un sofá, y en compañía de una buena partenaire conversadora. La receta, muy simple: Ingredientes * Ginebra - 3 partes * Martini seco - 1 parte * Limón - unas gotas * Aceituna Preparación Se prepara precipitando los líquidos en un vaso mezclador a rebosar de hielo, primero la ginebra, y se remueve lentamente unos segundos.

Vierte el resultado en una copa fría de cocktail, y añade unas gotas de limón. Se decora con la aceituna, y la piel del limón. Para terminar, nunca le hagan caso al agente 007.

La famosa frase "agitado, pero no revuelto" nos indica que sabrá mucho de coches de lujo y mujeres, pero nada de cocktails.

Un Dry Martini agitado puede llegar a ser un tormento para el paladar. Referido: Cocktail Bar.