El Carpaccio, sencillo pero muy sabroso


11 El carpaccio es una preparación en finas láminas de solomillo de ternera la mayor parte de las veces, se presenta crudo pero aliñado con aceite de oliva, unas gotitas de limón y un poco de queso. Su origen exacto se desconoce aunque se dice que pude proceder de Venecia, su nombre viene dado del pintor italiano Vittore Carpaccio ya que en sus obras predominaban el rojo y el amarillo. Ingredientes 800 gr de solomillo magro cortado a máquina en finas laminas 4 huevos 10 gr de mostaza Medio zumo de limón Aceite de Oliva Queso Preparación Colocas las láminas de solomillo sobre una fuente.

Sazonas un poco con sal todo el solomillo y lo dejas en el frigorífico unos 15 minutos aproximadamente Para preparar la salsa, pones en un plato hondo los huevos batidos, la mostaza, el limón y un poquito de sal y con todo ello y una pizca de aceite remueves durante un rato hasta que se espese. Cuando hayan pasado los quince minutos sacas la carne del frigorífico y decoras con la salsa realizada todo el plato y añades unas lonchas de queso fino de oveja por encima.

Y listo para comer..