Enchiladas verdes


11 Esta receta es del centro de México y tiene muchas variantes.

Las vegetarianas se rellenan solo con queso o con frijoles machacados y queso.

Para enchiladas rojas se utiliza carne de res y se cambia el tomate verde por tomates rojos y el caldo de pollo se sustituye por caldo de res. El secreto es probar con diferentes ingredientes pero respetando el orden de preparación. Ingredientes 20 tomates verdes (si no los consigues frescos, los venden en lata en tiendas de especialidades) 2 chiles serranos 1 diente de ajo 1 cucharada de manteca 1/3 de taza de caldo de pollo sal al gusto ¼ taza de aceite 12 tortillas de maíz 1 y ½ taza de pollo cortado en tiras finas ½ taza de cebolla blanca picada ½ taza de nata espesa o crema agria 1/3 taza de queso fresco ¼ taza de lechuga cortada en juliana fina Preparación Coloca los tomates en una olla y cúbrelos con agua. Llévalos a ebullición y déjalos hervir durante unos cinco minutos junto con los chiles.

Escúrrelos, guardando ½ taza del agua. Coloca los chiles y los tomates en la licuadora con el ajo y el agua de cocción.

Lícualos hasta formar una salsa suave. Aparte calienta la manteca en una cazuela, incorpora la salsa y cocina durante cinco minutos. Agrega el caldo y la sal al gusto, dejando cocinar hasta que el líquido se reduzca y se forme una salsa espesa.

Mantén la salsa caliente a fuego bajo mientras preparas las enchiladas. Para ello calienta dos cucharadas de aceite en una cazuela y fríe allí las tortillas de a una, aproximadamente un minuto de un lado y 30 segundos del otro, sin dejar que se doren.

Ponlas sobre papel absorbente cuando estén listas y ve apilándolas para que se mantengan calientes. Para armar, coloca la tortilla en la salsa verde unos instantes, luego rellena con el pollo, una cucharadita de cebolla y un chorrito de nata. Enrróllalas y acomódalas en un plato caliente.

Cúbrelas con la lechuga, vierte encima lo que queda de salsa y de crema, y salpícalas con un poco de cebolla finamente picada y el queso.

Sirve caliente..