Jamón Ibérico de Recebo Guijuelo, con toda la calidad de una Denominación de Origen


11 Guijuelo es una población de unos 10.000 habitantes situada al sudeste de la provincia de Salamanca, España.

Los cerdos con los cuales se elabora este famoso jamón son de raza ibérica y proceden de distintas dehesas de España, pero la curación y maduración de los jamones queda delimitada a la zona de Guijuelo, ya que se cuenta con el esencial microclima de la zona para la curación de estos jamones. Las características de los jamones y paletas de la Denominación de Origen Guijuelo son: piezas largas y estilizas con excelente aroma y sabor suave; procedentes de cerdos de raza ibérica alimentados a base de bellotas y hierbas, utilizando como complemento a la alimentación piensos. Al corte presenta tonalidades variables entre el rosa al rojo púrpura, con una textura poco fibrosa y grasa brillante, fluida y blanda al tacto; la carne luce infiltraciones de grasa, revelando el característico veteado de los ibéricos, lo que determina una gran jugosidad y ternura. Nos ofrece un aroma y sabor intenso y persistente, debido al prolongado período de maduración.

Otra característica del jamón Guijuelo es su bajo contenido en sal, dado que las óptimas condiciones climatológicas de la zona permiten reducir el periodo de salazón habitual en otras zonas. Para aquellos que se pregunten cuál es la diferencia entre los jamones ibéricos de bellota y los jamones ibéricos de recebo, la misma reside en que la alimentación del animal durante la fase final del engorde ha sido complementada con piensos en el caso del jamón ibérico de recebo, mientras que en el caso de los jamones ibéricos de bellota la alimentación del animal en la fase final de su engorde ha sido a base de bellotas..