La familia Gorrotxategi, saga de confiteros


11 La familia Gorrotxategi, forma parte del eslabón de tres generaciones dedicadas a la confitería chocolatera.

Llevan desde 1680 endulzando los paladares de miles de personas del municipio de Tolosa y de otras zonas que especialmente visitan la afamada confitería para comprar alguna reliquia de chocolate. José Maria Gorrotxategui después de sus primeros años en el seminario, a los 18 años lo deja y entra a trabajar en una pastelería en donde aprende el oficio de confitero.

En 1925 adquiere en traspaso la confitería de Anacleto Berroeta situada en la calle Mayor, 2. Si bien en un principio en la tienda únicamente trabajaba él y su mujer, tiempo más tarde y dada la esclavitud que suponía llevar la tienda entre dos personas, sus hijos Iñaki y Rafael se unieron a la pastelería. En la tienda se ofrecen diversas especialidades con una amplia gama de creaciones en turrón, bombones y chocolates. Actualmente cuentan con 2 tiendas y un museo del chocolate anexo a una de las tiendas, el Museo de la confitería..