La soya, el “maná” moderno


11 ¿Por qué comparamos la soya con el antiguo maná que se menciona en la Biblia? Porque, al igual que el maná, que los israelitas consumieron en el desierto como desayuno, almuerzo y cena, es económico,versátil y nutritivo. Historia Esta leguminosa crece como arbusto, con flores blancas o moradas, y produce vainas que contienen semillas verdes, marrones o amarillas.

Fue cultivada por los chinos hace más de diez mil años, quienes consideraron sagrados sus granos. Beneficios Los nutrientes presentes en las semillas de soya mejoran el sistema nervioso y el circulatorio.

Su contenido en fibras previene el estreñimiento y es ideal para las dietas sin gluten (celíacos, alérgicos, etc.), así como para diabéticos y dietas bajas en calorías, ya que contiene poco carbohidratos y sus proteínas son de máxima calidad, pues contienen aminoácidos esenciales para nuestro cuerpo. Formas de preparación Es tan versátil que se presta para las preparaciones más diversas, desde milanesas, rellenos de vegetales, pasteles, patés, postres, helados, dulces, caramelos, así como también productos cosméticos y de medicina naturista. Además están los productos de uso diario como la harina de soya, la salsa de soya, la leche, la lecitina, el aceite y hasta queso o “tofú”. Las propiedades de esta semilla, sus derivados y sus múltiples posibilidades de aplicación hace que la llamemos, con justicia, el “maná” moderno..