Lasagna light de acelga y ricotta


11 Acaso hay algo más tentador y lleno de calorías que una lasagna? Si no, pregúntale a Garfield, el gato gordo! Pero hoy no tendrás que privarte de este exquisito plato italiano para cuidar tu silueta, ya que te presento una versión tan rica como la original, pero sin las calorías extras. Ingredientes: 1 cucharada de aceite 1 cebolla pequeña, picada fina 1 atado de acelga hervida, exprimida y picada 250 gramos de ricotta descremada ½ taza de queso parmesano rallado Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto 180 gramos de queso magro cortado en fetas 2 huevos batidos Rocío vegetal Para la salsa: 2 cucharadas de aceite 1 cebolla picada fina 1 pimiento rojo picado fino 1 y ½ tazas de pulpa de tomates 1 cucharadita de azúcar Sal y orégano, a gusto Preparación: Calentar el aceite y dorar la cebolla picada.

Agregar la acelga y la ricotta pisada con un tenedor.

Mezclar y sazonar con sal, pimienta y nuez moscada a gusto. Retirar del fuego y agregar el queso rallado, guardando dos cucharadas del mismo para el final, y un huevo batido. Aparte preparar la salsa de tomates.

Para ello calentar el aceite e incorporarle la cebolla y el pimiento picados.

Cuando estén blandos agregar la pulpa de tomates, el azúcar, la sal y el orégano. Dejar hervir durante 15 minutos. Tomar una fuente de horno y rociarla con el rocío vegetal o untarla ligeramente con aceite.

Colocar en el fondo de la fuente 1/3 de la salsa y la mitad de la preparación de verduras y ricotta.

Cubrir con tajadas de queso pasadas por el otro huevo batido y luego verter una capa fina de salsa. Distribuir el resto de las verduras y ricotta , cubrir con las fetas de queso pasadas por huevo batido y terminar con la salsa restante. Espolvorear con queso parmesano rallado y gratinar en horno caliente..