Liofilización, técnica culinaria


11 Si bien la liofilización es una técnica culinaria poco usual a nivel doméstico en tu cocina, es importante saber de qué se trata.

Esto nos permite enriquecer nuestros conocimientos y ampliar nuestro vocabulario gastronómico. Esta técnica se utiliza para realizar una deshidratación profunda del alimento.

Este proceso se realiza mediante una desecación al vacío y a temperaturas bien bajas. En comparación a otras técnicas más tradicionales de secado, es más costosa y lenta, pero la experiencia ha demostrado que los productos finales poseen un mayor nivel de calidad ya que al no utilizarse temperaturas altas, hay menor pérdida nutricional y organoléptica. Básicamente estamos hablando de un proceso más industrial que doméstico, en el que los alimentos se congelan y luego son introducidos en una cámara de vacío, donde el agua es separada por sublimación. Entre otras utilidades, la liofilización es utilizada para fabricar aerogel, aunque por supuesto, este no es precisamente un uso gastronómico. Relacionado: Ragout, técnica culinaria.