Los secretos del huevo, revelados!


11 Los huevos son un ingrediente básico en la cocina, tanto en la preparación de platillos salados como las tortillas y omelettes, así como en postres, tortas y todo lo que puedas imaginar.

Hoy descubrirás todos los secretos, desde cómo determinar si están frescos hasta cómo lograr que al freírlos no salpiquen.

Adelante! Cómo verificar el grado de frescura del huevo Existen varios sistemas. El más seguro consiste en poner el huevo ante una fuente de luz en un ambiente oscuro para poder ver a través de la transparencia de la cáscara las eventuales alteraciones de la clara y la yema. Otras formas son cascar el huevo en un plato: si la yema debe ser redonda, consistente y de color brillante, la clara ha de ser espesa, viscosa y debe separarse con dificultad de la yema.

O en un cuenco con agua introducir el huevo con cáscara, que debe caer al fondo; en caso de que suba a la superficie, ladeado, no debe consumirse. Conservación y utilización Los huevos deben conservarse a una temperatura de 1-2 ºC sobre cero y la humedad debe situarse alrededor del 80%.

También hay que recordar que los huevos no deben utilizarse nunca recién sacados del frigorífico, sino a temperatura ambiente. Batir las claras a punto de nieve Los huevos deben estar a temperatura ambiente y el batidor de varilla escrupulosamente  limpio y sin restos de partículas grasas, que impedirían que las claras subieran como es debido. Para facilitar el batido, añade una pizca de bicarbonato o levadura en polvo. Cómo lograr que al freírlos no salpiquen Espolvorea la sartén con fécula de maíz y luego agrega el aceite.

Caliéntalo bien y luego incorpora el huevo..