Macarons Pierre Hermé, perfectos y originales bocados producto de la genialidad de su autor


11 Pierre Hermé, número uno mundial del difícil arte de la repostería, ha logrado una combinación perfecta de gustos y texturas con sus célebres Macarons, pastas de almendra redondeadas y rellenas con los más originales ganachés. Este destacado pastelero, aprendiz de Gastón Lenôtre, es autor de más de 20 libros, ganador de varios premios Best Cookbook Design Award y hasta ha sido designado “Caballero de la Legión de Honor de Francia”.

Tan grande es su fama que algunas de sus creaciones se han convertido ya en clásicos.

Es el caso del Ispahan, un macaron a la rosa con crema de pétalos de rosa, lichis y frambuesas frescas y el de Jazmín, biscuit macaron, crema a la flor de jazmín y té de jazmín. Tradicionales de París, muchas pastelerías francesas compiten por conseguir la mejor receta, probando nuevos ingredientes, tamaños y colores, y participando del concurso que premia “El mejor Macaron de París”. Los más clásicos de Pierre Hermé son el de café, caramelo a la flor de sal, chocolate amargo, fresa, chocolate blanco, naranja, coco, vainilla, praliné, almendras, pistacho, menta y anís. Entre los más novedosos y sofisticados sobresalen los de vinagre balsámico, trufa blanca con avellanas tostadas, chocolate con foie gras, rosa salvaje con higos y foie gras con trufa negra, todos ellos espolvoreados con oro blanco y amarillo comestible. Si algún día viajas a París puedes encontrarlo en la rue Bonaparte 72; mientras tanto puedes probar las exquisitas versiones españolas, tan originales como las de vainilla de Madagascar o frambuesa del Jerte, además de los clásicos, en Pastelerías Mallorca o Delipanific..