Omelette de camarones con salsa de ostras


11 Una verdadera delicia de la cocina China que no puedes dejar de probar, combina dos frutos del mar tan exquisitos como son los camarones y las ostras.

Es el entrante ideal para sorprender a tu pareja o a tus amigos.

Sencillamente: de-li-cio-sa! Ingredientes 2 hongos chinos secos 400 gramos de camarones pelados 3 cucharadas de aceite 3 cucharadas de jengibre fresco rallado ½ taza de brotes de bambú picados grueso 6 cebolletas picadas 5 huevos 2 cucharadas de agua ½ cucharadita de sal ½ cucharadita de pimienta blanca molida 3 cucharadas de salsa de ostras 2 cucharadas de salsa de soya 2 cucharadas de vino de arroz chino 2 cucharaditas de almidón de maíz 1 cucharadita de agua Cebolletas picadas para decorar Preparación Remoja los hongos en agua caliente durante 20 minutos o hasta que queden tiernos. Luego escúrrelos y rebánalos finamente, desechando las partes duras.

Pica grueso los camarones. Caliente 1 cucharada del aceite en un wok y rehoga el jengibre y los trozos de camarón a fuego fuerte durante 2 minutos.

Colócalos en un plato. Coloca en el wok los brotes de bambú, las cebolletas y los hongos, y cocina durante 1 minuto.

Colócalos en el mismo plato junto con los camarones y limpia el wok con una toalla de cocina. Bate los huevos con el agua, sal y pimienta, hasta que queden espumosos.

Agrega el resto del aceite en el wok, moviéndolo hacia todos lados para cubrir bien el fondo. Caliéntalo hasta que esté tan caliente que salga un ligero humo.

Bate rápidamente los huevos otra vez y viértelos en el wok hasta cubrir el fondo y llenar ½ centímetro de espesor. Cocina durante 1 minuto.

Utilizando una cuchara con ranuras para escurrir el jugo, con cuidado y rápidamente agrega una cucharada de la mezcla de camarones y brotes de bambú sobre el omelette. Mueve el wok para que el huevo que no se cocino se vaya moviendo y cocinando. Cocina durante 2 minutos, hasta que la base esté firme, dorada y crocante.

Divide el omelette n 4 ó 5 porciones, cortándolo con la espátula, y da vuelta cada una para que se cocine de ambos lados.

Cuando cada porción esté ligeramente asentada, retíralas y colócalas en un plato, acomodándolas como estaban en el wok. Coloca en el wok la salsa de ostras, la salsa de soya y el vino de arroz. Mezcla el almidón de maíz con el agua y agrégalo, revolviendo constantemente hasta que hierva y espese. Vierte la salsa sobre el omelette y decora con las cebolletas finamente rebanadas..