Pasta con salvia y pollo bajos en sodio


11 La combinación de pasta y ave, dos productos básicos de la cocina casera, es ideal para servir a la familia un plato muy completo. Con el agregado de hojas de salvia en la salsa, le añadiréis, además, un aroma diferente y tentador, de forma que puedas disfrutar de un plato exquisito, sin necesidad de agregar sal. Ingredientes 300 gramos de fideos mostacholes (penne rigate) Pimienta negra y nuez moscada, recién molidas, a gusto 2 supremas de pollo 4 hojas de salvia 3 cebollas de verdeo 2 tomates 4 cucharadas de aceite de oliva Preparación Cocina los mostacholes en una olla con agua hirviendo.

Mientras tanto corta las pechugas en tiras finas.

Espolvoréalas con pimienta y nuez moscada y déjalas aparte. Lava las cebollas de verdeo, descartando la parte verde y picando finamente los bulbos. Pela los tomates y córtalos en cubitos. Saltea las tiras de pechuga en el aceite hasta que estén doradas.

Agrega la cebolla y los tomates, y deja cocinar hasta que la verdura esté tierna, removiendo de vez en cuando. Unos minutos antes de retirar la salsa, agrega las hojas de salvia y saltea un momento más, para que se impregne con su sabor y aroma. Cuando los mostacholes estén al dente, escúrrelos e incorpóralos a la sartén que contiene la salsa de pollo y salvia.

Saltéalos un minuto y luego acomódalos en una fuente. Sirve enseguida..