Pasta de curry rojo, cocina asiática


11 La cocina asiática, además de ser variada y sabrosa, a veces requiere de ingredientes especiales para poder apreciar el verdadero sabor de las recetas originales. Es por eso que hoy descubrirás la auténtica pasta de curry roja.

En nuestra próxima entrega te enseñaré a preparar la pasta de curry verde, de forma que con ambas recetas puedas preparar casi cualquier plato de la afamada y exótica cocina oriental. Ingredientes 1 cucharada de coriandro (semillas de cilantro) 2 cucharaditas de comino 1 cucharadita de pimienta negra en grano 2 cucharaditas de pasta de gambas secas 1 cucharadita de nuez moscada molida 12 guindillas rojas grandes secas, o pequeñas y frescas, en trozos grandes 1 taza de chalotas picadas 2 cucharadas de aceite 4 tallos de hierba de limón (la parte blanca) finamente picados 12 dientes de ajo pequeños, picados 2 cucharadas de raíces de cilantro frescas, picadas 2 cucharadas de tallo de cilantro frescos, picados 6 hojas de lima kaffir (rugosa) en juliana 3 cucharaditas de pimentón 2 cucharaditas de cáscara de lima rallada 2 cucharaditas de sal 2 cucharaditas de cúrcuma (azafrán de las Indias) Preparación Tuesta el cilantro y los cominos en una sartén durante 2 ó 3 minutos, removiendo para que no se quemen.

Muele los granos de pimienta en un mortero hasta reducirlos a polvo fino. Envuelve la pasta de gambas en papel de aluminio y gratínala durante 3 minutos, dando 2 vueltas al paquete. Bate las especias molidas, la pasta de gambas, la nuez moscada y las guindillas en una trituradora durante 5 segundos.

Añade los ingredientes restantes y bátelos durante 20 segundo seguidos las veces que necesites hasta conseguir una pasta cremosa, rebañando cada vez las paredes con una espátula. Esta pasta de curry roja se puede conservar en un recipiente herméticamente cerrado y sin aire hasta 3 semanas, y rinde 1 y ½ tazas..