Pasta de curry verde


11 Hoy te enseñaré a preparar la pasta de curry verde, ya que en el blog anterior aprendiste a preparar la pasta de curry rojo. Además de ser la base de muchas recetas de cocina asiática, esta pasta de curry es ideal para conservar en el refrigerador y utilizar para condimentar los platos de todos los días, dándole así un toque exótico a tus comidas. Ingredientes 1 cucharada de coriandro (semilla de cilantro) 2 cucharaditas de comino 1 cucharadita de pimienta negra en grano 2 cucharaditas de pasta de gambas secas 8-12 guindillas verdes grandes, frescas y picadas gruesas 4 guindillas rojas pequeñas, picadas gruesas 1 taza de chalotas picadas 1 pieza de 5 centímetrs de galangal fresco, majado o picado 12 dientes de ajo pequeños picados 1 taza de hojas, tallos y raíces de cilantro fresco, picados 6 hojas de lima kaffir, picadas 3 tallos de hierba de limón (la parte blanca) finamente picados 2 cucharaditas de cáscara de lima rallada 2 cucharaditas de sal 2 cucharadas de aceite Preparación Tuesta el cilantro y los cominos en una sartén durante 2 ó 3 minutos, agitándola continuamente para que no se quemen.

Mézclalos con los granos de pimienta y muélelos en un mortero o en un molinillo de café bien limpio, hasta reducir todo a polvo fino. Envuelve bien la pasta de gambas en un trozo de papel de aluminio y tuéstala en el gratinador bien caliente durante 3 minutos, dándole 2 vueltas al paquete. Bate las especias molidas y la pasta de gambas en una batidora-trituradora durante 5 segundos.

Añade los ingredientes restantes y bátelos durante 20 segundos sin interrupción las veces que necesites hasta formar una pasta cremosa y sin grumos, rebañando cada vez las paredes del recipiente con una espátula. Se conserva en un recipiente herméticamente cerrado y sin aire hasta 3 semanas y rinde 1 y ½ tazas..