Punto justo de cocción de las carnes


11 La temperatura de cocción de las carnes es importante para evitar intoxicaciones como esterichia coli, salmonella y listeria, que son las más comunes. Hay que cocer bien las carnes para evitar que estas bacterias queden alojadas allí y entren al organismo en la ingesta.

Para controlar la temperatura correcta de cocción de las carnes se pueden usar dos tipos de termómetro: el que se inserta en la carne al inicio de la cocción y se deja allí; u otro de lectura instantánea que se inserta al final de la cocción. Si no eres tan experto en cocina, lo mejor es que uses los termómetros, una vez que vayas tomando práctica ya puedes prescindir de ellos y confiar en tu ojo.

Sí buscas que un plato te quede al punto, lo mejor es usar el termómetro para aves y carnes rojas, siempre insertándolo en la parte más gruesa y evitando el hueso. Veamos una tabla con la temperatura adecuada de algunos cortes: Carne picada de cerdo, ternera o cordero logra su punto a 71º C o 160º F. Chuletas con hueso de cerdo, ternera o cordero tienen: punto sangriento a los 63º C; punto medio a los 71º C y punto bien cocido a los 77º C. Las aves enteras logran su punto a los 82º C; las pechugas, patas, alas y muslos a los 77º C y la carne picada a los 74º C. El cerdo logra su punto medio a los 71º C y bien cocido a los 77º C. El jamón precocido tiene su punto a los 60º C y el fresco a los 71º C. El pescado está a punto a los 63º C. .