Receta de callos a la gallega


11 La cocina gallega tiene características muy propias y ha debido mantenerse durante siglos dentro de unos límites muy concretos.

Es una cocina tradicional, de felices asociaciones, donde el cerdo era la base de la alimentación de la cocina campesina gallega. En oportunidad de la matanza de cerdos, a partir del San Martiño y a lo largo del invierno hasta martes ladeiro, esta receta era un clásico, de hecho una verdadera fiesta en las casas aldeanas.

En muchos lugares se comen las tripas, cocidas y pasadas por la sartén, y se hacen callos de cerdo, con garbanzos. Ingredientes (para seis personas) 500 grs de garbanzos 1 kg de callos una mano de ternera 2 chorizos media cebolla una cucharada de harina una cucharada de pimentón dulce media cucharada de cominos pimentón picante agua manteca de cerdo sal Preparación Pon los garbanzos a remojo durante diez o doce horas, corta los callos y la mano de ternera. Coloca los callos y los garbanzos a cocer en una olla con agua abundante, cuando estén cocidos pon a derretir la manteca de cerdo en una sartén.

Agrega los ajos bien picados y cuando estén dorados sumarás los cominos, la cebolla picada, el pimentón dulce, el picante y la harina. Deja freír un poco y luego agregarás un poco de agua de los callos.

Deja hervir, y luego añade todo esto por encima de los callos para finalmente servir. Los chorizos se introducirán en la cazuela en los últimos minutos de la cocción.