Receta de pancitos aromatizados con hierbas y aceitunas


11 Estos panecillos son ideales para acompañar mesas de quesos y fiambres.

Tambien van muy bien a la hora de calmar cualquier tentación de comida salada. Una receta para probarla y animarse a nuevos sabores en nuestra cocina. Ingredientes 1 cucharada de levadura seca 1/2kg de harina ( 500 gramos ) ½ cucharada de sal 1 cucharada de azúcar 1/ 4 taza de aceite de oliva 1 taza de agua tibia 1 huevo Unas hojitas de tomillo fresco 2 hojas de salvia Unas hojitas de orégano 100 gramos de aceitunas negras picadas Preparación Picar bien chiquito las hojas de tomillo, la salvia y el orégano.Poner en un bol la harina, la sal y el azúcar.

Agregar la levadura seca y mezclar. Incorporar dos cucharadas de las hierbas picadas a la harina junto con las aceitunas. Poner juntos el agua, el aceite y el huevo.

Mezclarlos un poco y agregarlo a la harina revolviendo hasta que haya sido absorbido.

Volcarla sobre la mesa e ir trabajando la masa hasta terminar de unirla. Formar un bollo y comenzar a amasar en forma continua hasta que la masa esté suave, lisa y elástica. Una vez pronta se coloca en un recipiente que sea lo suficientemente grande como para que la masa pueda levar cómodamente.

Se cubre con papel film el bol.

O bien se pone el bol con la masa en una bolsa plástica y se mantiene cerrada. Se deja aproximadamente de 20 a 30 minutos en un lugar templado. Luego se vuelca la masa suavemente sobre la mesa y se divide en 12 porciones iguales.

Se esparce un poco de aceite sobre la mesa y se comienza a bollar cada pancito hasta dejarlos como una pelota. Se acomodan en placas de horno sin aceitar ni enmantecar dejando un poco de distancia entre uno y otro.

Se cubren con un paño y se dejan sobre la cocina durante 10 minutos o hasta que hayan levado nuevamente. Se pincelan con aceite de oliva. Mientras se precalienta el horno a temperatura bien alta 220º o más y una vez pronto se colocan los panes en la parte alta del horno.

Se dejan cocinar durante 10 a 12 minutos o hasta que estén cocidos y dorados...