Receta de pizza cuatro estaciones


11 A finales del siglo XVIII en las áreas pobres los alrededores de Nápoles se añadió tomate a un pan plano elaborado con levadura y de esta forma nació la pizza tal como la conocemos, aunque en otras variantes ya existía en la cocina mediterranea. La pizza ganó popularidad y pronto se convirtió en una atracción de las personas que venían desde fuera a visitar la ciudad y que se aventuraban a entrar en las zonas pobres a probar esta especialidad local. En esta entrada una receta de pizza cuatro estaciones, ideal para revivir todo el sabor de la gastronomía italiana. Ingredientes 250 g de harina 1/2 sobre de levadura 1/2 cucharadita de sal 3 cucharadas de aceite 1/2 taza de agua templada 100 g de champiñón fileteado 100 g de alcachofa en conserva 100 g de jamón de york 1 tomate 1 queso mozarella 6 aceitunas negras 1/2 lata de aceitunas verdes Preparación Colocar la harina en forma de volcán sobre una superficie de trabajo y añadir la sal, la levadura, el agua templada y el aceite.

Mezclar hasta formar una masa suave.

Hacer una bola, colocarla en un cuenco, tapar con un paño y dejar reposar en un sitio cálido hasta que doble su volumen. Estirar la masa con un rodillo y formar la pizza en una placa de horno, preferentemente metálica (o sustituir por bases de pizza ya hechas). Trocear el jamón; picar las aceitunas verdes y mezclarlas con el jamón. En 1/4 de la masa colocar el jamón con las aceitunas, en otra el tomate en rodajas (pelado y escurrido de su líquido) con las aceitunas negras, en otra parte las alcachofas y en la última, los champiñones (escurrir todas las verduras bien para que no humedezcan la masa).

Espolvorear con el queso rallado y el orégano. Llevar al horno caliente, a 225ºC unos 15 ó 20 minutos.

Servir al momento..