Receta de pizza margarita


11   Cuenta la historia, que la pizza era un alimento habitual entre la gente de bajo nivel ecocómico, hasta que un día, el chef Rafael Esposito, cocina una esquisita pizza para los reyes Humberto y Margarita, a los cuales logró conquistar con su esquisito sabor y el magnífico colorido de la pizza margarita el cual mostraba los tres colores presentes en la bandera italiana. En esta entrada les presentamos una de las clasicas preparaciones para elaborar un riquísima pizza margarita. Ingredientes  300 g de harina   20 g de levadura de panadero   1/8 de agua tibia   ½ cucharadita de sal   2 cucharadas de aceite de oliva  Para la guarnición:  850 g de tomates pelados de lata   2 bolas de mozzarella o 400 g de mozarrella de barra   Sal, pimienta negra   20 hojas de albahaca    Preparación    Hacer un volcán con la harina y poner en el centro la levadura con el agua tibia, la sal y el aceite.

Disolver la levadura e ir amasando, primero con los dedos y luego con las manos.

Hay que trabajarla bastante, debe quedar muy fina. Ponemos ahora la masa en un recipiente untado con aceite y la cubrimos con un paño húmedo y cerca de alguna fuente de calor indirecto.

Cuando haya subido tres veces (unos 45 minutos), la extenderemos sobre una superficie enharinada.   Una vez bien estirada, la colocamos sobre la placa, muy ligeramente pintada con aceite y pincharemos con un tenedor toda la superficie.

Ahora la cubrimos con rodajas finas del tomate, previamente bien escurrido. También se puede hacer con tomate frito, repartido sobre la superficie de la masa.

Encima del tomate colocamos las rodajas de mozzarella y encima las hojas de albahaca mas un chorrito de aceite.   Dejarla reposar durante 10 o 15 minutos, mientras que precalentamos el horno a 220ºC.

Pasado este tiempo introducirla en el horno de 15 a 20 minutos. Ni que decir tiene que la guarnición de la pizza puede ser la que queráis.

Para otros rellenos, os recomiendo que uséis mejor salsa de tomate o tomate frito.

Así mismo si le vais a poner champiñones o carne, es mejor que lo salteéis previamente ya que si no el agua que sueltan estos elementos os puede fastidiar el invento. Una cosa más para otras guarniciones, es mejor picar el queso en daditos muy finos y se os repartirá mejor.  .