Receta de scones


11 Pocas cosas captan la atención y perduran en nuestra mente como los aromas.

En especial los aromas que se generan cuando cocinamos.

¿No os pasa que cuando llegáis a casa o visitáis a algún amigo/a o familiar que en ese momento están cocinando algo, vuestros sentidos trabajan "a full" y enseguida hacéis un comentario al respecto?. Muchas veces esos aromas también nos transportan en el tiempo y a situaciones o momentos de nuestras vidas. Creo firmemente que el aroma que se desprende de la cocción de algo en el horno es el que más nos despierta esos sentidos.

Entonces empecemos con algo sencillo para que perdure en nuestros hijos y siempre recuerden a éste, como el "aroma a hogar". Ingredientes (para 12 unidades) 2 tazas de harina 4 ctas de polvo de hornear 1 cta de sal 1/3 taza de mantequilla 2/3 taza de leche Preparación Primero tienes que cernir juntos dentro de un recipiente la harina, el polvo de hornear y la sal; a continuación (hay que meter mano) debes deshacer la mantequilla dentro de la mezcla anterior y agregar la leche. Con ayuda ahora ,de una espátula o cuchara, mezcla ligeramente para hacer una masa tierna.

Amasa suavemente sobre una tabla y estira la masa (puedes ayudarte con un rodillo o palote) hasta llegar a unos 2 cm de espesor. Luego corta círculos de unos 4 cm de diámetro (si no tienes un cortador puedes usar un vaso o algo parecido). Para terminar coloca la unidades sobre una chapa o una asadera y hornea por espacio de 12 minutos a unos 230º C. Se sirven calientes con mantequilla, jalea, mermelada o miel.  .