Receta para una buena preparación de las verduras


11 Fuente inagotable de nutrición y energía, las verduras han sido para muchos pueblos en el pasado su sustento de vida.

Cuando la civilización paso de recolectora a productora y pudo plantar y cosechar sus propios frutos y verduras originado el establecimiento de las familias.

En esta ocasión más que una receta, comparto con ustedes algunos conceptos básicos de estos alimentos. Ahora, el uso de verduras y vegetales requiere de una manipulación precisa sobre todo en el momento de prepararlas, ellas deben de conservar su valor alimenticio, mejorar su textura y digestibilidad y retener y acentuar su sabor y color naturales. Podemos obtener un mayor rendimiento de las verduras, si accedemos a ellas en el mercado o en nuestra propia huerta cuando son nuevas y tiernas, utilizando la mayor cantidad posible crudas. Si no tenemos otra opción más que cocinarlas, es conveniente hacerlo enteras con cáscara o en trozos grandes pues cuanto mayor es la superficie expuesta, mayor es la pérdida de vitaminas y minerales. Otra alternativa es utilizar el líquido de cocción de las verduras para hacer sopas, salsas, etc.

Ya que una tercera parte de las vitaminas solubles en agua se pierden en él. Es conveniente servir inmediatamente porque mantener las verduras tibias ocasiona mayores pérdidas nutritivas.

Nunca agregar bicarbonato de soda al agua en que se cocinen las verduras porque destruye las vitaminas y desmejora su textura y sabor. Para la elaboración de vegetales existen varios métodos como ser: el horneado, hervido, frito, saltado y al vapor, éste último es el más recomendado porque es el que conserva mejor el valor nutritivo del alimento.  .