Recetas dulces: bizcocho de avellanas de Praga


11 Su sólo nombre, bizcocho de avellanas de Praga, ya nos hace casi saborear lo exquisito de esta receta dulce.

Ideal para una pausa de té con amigas, o incluso solos, gozando un poco de paz y silencio. Para este tiempo frío, cualquier receta dulce con avellanas, sin duda es muy bienvenida.

En el caso de este bizcocho, ten en cuenta la posibilidad de hacer una receta doble, pues cuando yo lo preparé en mi hogar, casi se esfumó en pocos minutos, por la avidez de los comensales. Ingredientes Para la masa 200 gr de avellanas ralladas 2 cucharadas de fécula de maíz (maicena) 6 huevos 200 gr de azúcar Esencia de vainilla Ralladura o cáscara de limón Zumo de 1/2 limón Para la crema 2 paquetes de polvo para postre sabor vainilla 1/2 lt de leche 1/4 lt de nata (crema de leche) 100 gr de almendras fileteadas (cortadas finas en hojitas) Preparación Masa: mezcla las avellanas ralladas con la fécula. Aparte bates las yemas por 5' con el azúcar y sumas la esencia de vainilla, la ralladura y el zumo del limón; emplea la batidora para que quede bien espeso. Bate las claras a punto de nieve en un tazón limpio y une a la preparación de las yemas.

Agrega las avellanas y la fécula de maíz batiendo siempre con suavidad para que quede esponjoso. Unta con matequilla y cubre con un poco de harina un molde desmontable de unos 26 cm de diámetro; hornea por espacio de 1 hora, a 170 grados. Relleno y exterior: aparte, echa el polvo de postre a la leche a temperatura ambiente, añade la nata batida. Cuando el bizcocho enfríe, corta en tres partes y rellena con la preparación cremosa; unta también su exterior y laterales pegando con gracia las almendras fileteadas previamente tostadas.

Debe servirse fría..