Salteado, técnica culinaria


11 La técnica del salteado (en francés se la conoce como sautée) es muy sencilla de realizar y utilizada con mucha frecuencia.

Su propósito es cocinar alimentos (generalmente picados pequeños) utilizando como vehículo una pequeña cantidad de sustancia grasa. La misma palabra de la pista: a pesar de que la cantidad de materia grasa sea escasa, el alimento no se quema por que lo mantenemos en constante movimiento, es decir "saltando".

Uno de los secretos de realizar bien esta técnica es que la temperatura es relativamente alta. La pericia del cocinero, al conseguir mantener en movimiento el alimento todo el tiempo, hace que el alimento se cocine, como decíamos antes, sin quemarse. El vehículo graso suele ser aceite de oliva, por su capacidad de soportar sin problemas altas temperaturas. Pero también puede usarse mantequilla de muy buena calidad e incluso otro tipo de aceites.

Se recomienda usar recipientes de boca muy ancha y ligeramente profundos, como sartenes o los conocidos wok de la cocina china; justamente el método de esta cocina conocido como stir fry se asemeja bien a nuestro salteado. .