Secreto para cocinar vegetales


11 Desde tiempos remotos los frutos de la tierra forman parte importante de la alimentación del hombre.

En estos días, una dieta equilibrada cuenta con la presencia de hortalizas y frutas, ya que todos los vegetales comestibles contienen vitaminas y sales minerales que actúan como catalizadores en el organismo para que este funcione perfectamente. De todos los alimentos, las verduras, frutas y gramíneas son las más sanas y que nuestro cuerpo asimila con mayor facilidad.

Descubre los secretos para prepararlas y aprovecharlas al máximo! Cómo elegirlas al momento de la compra Una verdura está en perfectas condiciones cuando no está deteriorada, o sea que no muestra marcas o machucones visibles; cuando se mantiene firme y tersa al tacto; cuando tiene un tamaño adecuado para su clase, ya que si es más pequeña que lo normal significa que no madurado lo suficiente, mientras que si es demasiado grande, o está cargada de hormonas, o es muy dura. Cuándo congelar Las verduras que hay que pelar o picar, por ser de hoja, hay que escaldarlas en agua hirviendo previamente. Se dejan escurrir e inmediatamente se las envasa y se las congela.

Las habas y similares se pueden congelar directamente, una vez limpias y peladas. Prácticamente se pueden congelar todas las verduras excepto las papas, remolachas, champiñones, rabanitos y las que se usan en ensalada. Cómo cocinarlas Las verduras son excelentes en la cocina gracias a su gran versatilidad a la hora de prepararlas, ya que puedes hacerlo de decenas de formas y combinaciones distintas.

A continuación expondremos algunas sugerencias para distintas formas de cocción. Al vapor Es suficiente con poner las hortalizas en un colador e introducir éste en una cacerola con agua, sin que toque el fondo y sin que el agua moje el colador. Al hervir, el vapor del agua ablandará la verdura sin que ésta pierda sus cualidades, por lo que esta es la forma más sana y nutritiva de cocinar vegetales. En la olla a presión Da resultados excelentes si es que se respetan los tiempos que indican las instrucciones.

Una vez cumplidos estos, hay que detener la ebullición poniendo la olla, sin abrir, bajo un chorro de agua fría.

La ventaja de este método es que se consigue una cocción rápida y uniforme. A la plancha Los pimientos o champiñones grandes quedan bien cocidos de esta forma..