SensorfreshQ, la forma más segura de saber si la carne está apta para el consumo


11 ¿Compraste un pollo hace un par de días y no sabes si aún está bueno? ¿La carne que pensabas preparar para la cena tiene un aspecto dudoso? Ya no tendrás que preocuparte y esforzarte por determinar “a ojo” si están en condiciones de consumirse o no.

Con el SensorfreshQ, sabrás en pocos segundos y con total certeza si va al horno o a la basura. El SensorfreshQ es un revolucionario gadget de cocina que mide de forma directa y precisa la actividad bacteriológica en carnes rojas y de ave.

En un solo instrumento tienes, de forma económica, tu propio inspector de salubridad personal, haciendo de la cocina y de tus alimentos un lugar seguro. Con su sensor químico y por medio de un microprocesador integrado, puede analizar en menos de un 1 minuto unas 2,000 bacterias, dándote así una lectura del estado en que está la carne. Lo mejor de todo es que no ocupa espacio ni necesita electricidad; el SensorfreshQ es compacto, ligero y funciona con un par de baterías AA. Es intuitivo, rápido y fácil de usar, ya que en solo 3 pasos podrás determinar con seguridad el estado del alimento. Con sus indicadores de colores, tendrás enseguida tu respuesta: Verde: Fresco Amarillo: Todavía está fresco, pero debes consumirlo pronto Rojo: La frescura no está asegurada, es mejor no consumirlo Para optimizar el consumo de energía, luego de 8 segundos el SensorfreshQ automáticamente se apagará. Si quieres asegurarte de que la carne que vas a cocinar no tiene bacterias dañinas a la salud, este es un gadget imprescindible en tu cocina..