Té blanco Mariage-Frères, solo para emperadores


11 Para los amantes de esta infusión, el té blanco es el “caviar” de los tés.

No solo es difícil de conseguir, sino que cuando lo encuentras su precio es tan excesivo que únicamente está al alcance de unos pocos afortunados y opulentos sibaritas. Cabe destacar que todos los tés proceden de la misma planta, la Camellia sinensis; la diferencia de categorías y sabores se deben a los procedimientos de cosecha, así como también a los distintos procesos a que son expuestas sus hojas.

El té blanco, originario de las altas montañas de la provincia china de Fujian, es en realidad un té verde del cual sólo se recogen los brotes, antes de que se abran, que surgen al principio de la primavera. Su color es verde pálido con un finísimo vello blanco, color que le da su nombre. Su elaboración ha sido uno de los secretos mejor guardados, ya que durante siglos fue un privilegio exclusivo para el emperador y sus allegados.

La gente del pueblo no podía probar este té, so pena de muerte, ya que se creía que poseía propiedades que concedían inmortalidad. Esta marca y variedad son comercializados en Francia, y en España puedes conseguirlo en Semón, restaurante y tienda de ultramarinos con sucursales en Barcelona, Madrid y Marbella, con más de tres décadas de trayectoria..