Técnicas para consumir y cocinar las verduras II


11 Continuando con los consejos para aprovechar al máximo los productos naturales de nuestra tierra, veremos ahora algunos métodos de cocción especialmente recomendados para las verduras.

Algunas de ellas pueden ser utilizadas en ensaladas, tortas o también puedes conservarlas como por ejemplo en pickles. Cuando las horneamos (es decir cocinamos con aire caliente) y para el caso de patatas, boniatos o zapallitos, hay que hacerlo con cáscara y como decía antes en trozos grandes si tienes que cortarlos.

Si los horneas en rebanadas, debes ponerle mantequilla o alguna salsa para que no se sequen. Si la cocción se hace en contacto con el agua hirviendo, las verduras de sabor fuerte como lo son la coliflor, el repollo y cebollas, estas deben hacerse cubiertas por agua hirviendo y sal. Las verduras como patatas, zanahorias, porotos o frijoles, etc.

se deben cocinar en unos tres o cuatro centímetros de agua hirviendo, salada y con la olla tapada. Para el caso de las verduras de hoja verde, estas deben ir a la olla con una cantidad mínima de agua hirviendo y salada y se cocinarán con la olla destapada para que así conserven el color.

Una acción recomendable para una buena cocción es utilizar si tienes, una olla a presión, con ella podrás no sólo acortar el tiempo de proceso sino ayudar a retener el valor nutritivo de la mayoría de las verduras..