Aislantes térmicos naturales


11 Aislantes térmicos naturales.

Cuando el verano o el invierno se instalan con toda su intensidad, es prácticamente inevitable el uso de calefactores o aires acondicionados para lograr que la temperatura del ambiente sea más soportable. Sin embargo, su uso excesivo genera un gasto energético muy superior al deseable, lo cual además de tener consecuencias negativas en nuestro presupuesto es sumamente perjudicial para el medio ambiente.

¿Cómo subsanar este problema? Los aislantes térmicos pueden ser la solución. Estos aislantes optimizan la temperatura del hogar -y de toda edificación-, lo cual resulta en ambientes agradables todo el año: en verano retienen el clima de las primeras horas del día por hasta doce horas, y en los meses fríos impiden que el rigor del invierno penetre en el interior de la vivienda. ¿Cuáles son los aislantes térmicos ecológicos? Hay muchísimas opciones, como el corcho, lana de oveja, cáñamo, madera, lino, celulosa y papel reciclado de periódico molido, entre otros. Estos materiales se instalan en el interior de la construcción, y lo mejor de todo es que su aplicación es sencilla y económica; se realiza en un solo día y no requiere obras. El ahorro que ofrece la utilización de aislantes térmicos no es nada despreciable: su instalación impide hasta en un 60% la pérdida de frío o calor, reduciendo el consumo energético en hasta un 40%. .