Barcelona: concurso público para matar el 25% de las palomas


11 Barcelona: concurso público para matar el 25% de las palomas que habitan la ciudad, como forma de reducir la "plaga" de aves que según el Ayuntamiento ha invadido la urbe.

La compañía vencedora deberá cumplir el objetivo en un plazo de un año y medio, y recibirá como recompensa 118.000 €. En todo momento se hace hincapié en el método elegido para eliminar las palomas: debe ser "indoloro, rápido e irreversible", y como condición se impone la utilización de gas para asfixiarlas.

También se habla acerca de evitar daños en el medio ambiente y de provocar estrés en las aves. Son dos las especies que han aumentado de manera considerable en los últimos tiempos, las palomas Columba livia y las gaviotas Larus michahellis; de ambas se destruirán también nidos y huevos para impedir su proliferación. Está bien que se desee equilibrar la población de palomas si ésta ha crecido de manera desmedida, ¿pero sacrificarlas de esta manera? Se sabe que hay otros métodos, que incluso se vienen implementando, como la construcción de palomares artificiales que permiten la retirada de huevos, y el programa de reintroducción del halcón peregrino, un predador natural de las especies. También se habla acerca de los problemas que favorecen las grandes cantidades de aves, especialmente la transmisión de enfermedades y alergias, pero si hablamos de conciencia y derechos de los animales es mucho más válido educar a la población, desestimulando la alimentación de palomas en la ciudad. Porque matándolas se puede "resolver" momentáneamente el problema, ¿y después?.