Biodiversidad urbana, ¿de qué se trata?


11 Biodiversidad urbana, ¿de qué se trata? Tal vez al pensar el término biodiversidad lo último que imaginemos sea una metrópoli, pero si consideramos que dentro de las grandes ciudades vive un gran número de especies que interactúan entre sí, estamos en condiciones de afirmar que esta definición se adapta perfectamente a los espacios urbanos. La gran diferencia de la biodiversidad urbana es que aquí es el hombre quien establece los hábitats y las normas para la supervivencia, y cabe a las demás especies adaptarse a las condiciones por él impuestas. Para la conservación de la biodiversidad urbana es esencial proteger los espacios verdes, que siempre deben estar incluidos en los proyectos de planeamiento de las grandes ciudades.

Planeamiento que debe contemplar también la preservación de las especies locales, a través de programas de procreación y, de ser necesario, de la introducción de otras especies. Aunque hasta el día de hoy no hay estándares para medir la biodiversidad humana, la Agencia Europea de Medio Ambiente está actualmente desarollando una serie de parámetros que posibilitarán no sólo establecer sus distintos grados, sino las formas más adecuadas para su conservación y aumento. .