Bolas negras contra la contaminación del agua


11 El año pasado, en California, las autoridades responsables por el Departamento de Agua y Energía propusieron arrojar 400.000 bolas plásticas de color negro sobre las aguas del embalse Ivanhoe, que provee agua potable a más de medio millón de habitantes de la región sur de Los Angeles. Por más extraño que pueda parecer, se trata de una medida eficaz y de bajo costo para proteger las aguas del surgimiento de sustancias cancerígenas. En 2007 se descubrió que existía una concentración de bromato en el lago, y esta sustancia, altamente tóxica, aparece cuando el bromuro y el cloro entran en contacto con la luz del sol. Si bien los niveles de bromato fueron considerados bajos, la necesidad de los habitantes del lugar de beber del agua proveniente del lago durante toda su vida constituía un riesgo de contraer cáncer, aunque las posibilidades fuesen consideradas mínimas. Esta ingeniosa idea fue sugerida por un biólogo local, y en el plazo de tres años se prevee el arrojamiento de 3 millones de bolas en los depósitos de agua, resguardándolos de la luz solar. Referido: Environmental Graffiti.