Bosques contra el cambio climático


11 Bosques contra el cambio climático.

En la reciente celebración del XXIII Congreso Mundial de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO), que se llevó a cabo en Seúl, se debatió a fondo la importancia de la preservación forestal, una de las claves para contrarrestar las consecuencias del cambio climático. La seriedad del evento fue avalada por la presencia de 2.700 asistentes de 90 países, que presentaron nada menos que 1.900 investigaciones relacionadas a la temática: se trató desde la necesidad urgente de frenar la tala indiscriminada y evitar la pérdida de biodiversidad, hasta maneras de fomentar desarrollo sostenible y prácticas de seguridad ambiental, entre muchos otros proyectos. Hoy en día la deforestación es responsable por un quinto del total mundial de emisiones de carbono, una cifra impresionante y demasiado alarmante como para no ser tomada en cuenta con absoluta prioridad. Tanto es así, que si bien la Cumbre de Copenhague -evento ecológico de relevancia mundial llevado a cabo a fines del año pasado- fue considerada un fracaso, de allí surgió la creación del mecanismo REDD+ (Reducción de Emisiones debidas a la Defrorestación y Degradación de los Bosques). Y ese fue el puntapié inicial para que la cuestión forestal comenzara a tomarse en cuenta más enérgicamente: poco después el Fondo Monetario Internacional dispuso que se destinen más de 77 millones de euros a la concretización de proyectos forestales. Preservar la biodiversidad forestal es también una manera de preparar los ecosistemas para las irreversibles alteraciones climáticas, que provocan un mayor número de daños, provocados por sequías e inundaciones. El lema del congreso, "Bosques para el futuro, sosteniendo a la sociedad y al medio ambiente", dejó en claro otro importante desafío de este siglo: la necesidad de armonizar la preservación de la naturaleza y sus recursos con el el creciente desarrollo de las actividades humanas..