Brasil planea instalar una hidroeléctrica en el Amazonas


11 Brasil planea instalar una hidroeléctrica en el Amazonas.

En pleno Año Mundial de la Biodiversidad y de los crecientes debates acerca de cómo el cambio climático afecta los ecosistemas de todo el mundo, en Brasil se está planificando la construcción de una hidroeléctrica. La construcción de Belo Monte, nombre de la hidroeléctrica, aún no se ha licitado, pero ya despierta la controversia en sectores ambientalistas.

Aunque la energía generada por la hidroeléctrica es limpia, poner en marcha una obra de esta magnitud significa una importante alteración del medio ambiente, acarreándole importantes consecuencias. Belo Monte tiene la intención de erigirse como la tercera planta hidroeléctrica más grande del mundo, y según representantes del gobierno brasileño su implantación inundará 500 km cuadrados de terreno, provocando un desplazamiento de los habitantes de la región y cambios en el ecosistema. Como tentativa de resarcir los daños que provocará la obra, el gobierno exige que la empresa licitada le pague una suma de 800 millones de dólares en concepto de compensación ambiental, a utilizar para llevar a cabo en medidas de conservación del medio ambiente. La opinión de Marcelo Furtado, director de Greeenpeace en Brasil, no se hizo esperar: "Belo Monte es una respuesta mediocre ante el desafío de generar energía para el país", espetó. "Es símbolo de una visión de desarrollo completamente desfazada: no agrega nuevas tecnologías; es una típica construcción del siglo pasado que operará con gran ineficacia". .