Buque laboratorio investiga el cambio climático


11 Buque laboratorio investiga el cambio climático.

El Hespérides, buque que realiza sondeos para evaluar el impacto del cambio climático, ha superado con éxito la línea del Ecuador.

El Hespérides es un buque que en su interior cuenta con una variada instrumentación que tiene como finalidad aportar datos útiles para la ciencia. El buque consta de refrigueradores para guardar muestras, un puente con sensores atmosféricos y que evalúan la radiación solar, un sector de laboratorio, una sala de ordenadores, sondas instaladas en varias zonas del buque para lanzar diariamente los instrumentos que sirven para tomar muestras del agua, de la vida marina y del nivel de contaminación presente. El Hespérides se encuentra navegando y haciendo investigaciones científicas alrededor del globo desde hace dos décadas, pero este año han lazado una campaña llamada "Malaspina 2010". Dicha campaña tiene como objetivo cruzar todos los oceános del mundo, descontando los polos, realizando una exhaustiva investigación acerca de las consecuencias que tienen sobre los mares el calentamiento global, analizando el nivel de las aguas, contaminación, especies en peligro, etc. En este momento, el Hespérides acaba de llegar a Honolulú, luego de cruzar el pacífico y de soportar una larga y dificil etapa desde Auckland. A bordo del buque se encuentran alrededor de 400 científicos, muchos de ellos españoles y todos colaboran por el éxito de la misión. Duarte, quien está a cargo de la tripulación, explicó: "El objetivo de Malaspina 2010 es evaluar el impacto del cambio global en el océano y explorar su biodiversidad, haciendo especial hincapié en el sondeo continuado del océano profundo (a 4.000 metros), que es un gran desconocido". El análisis que realizan se basa en tomar datos del agua, la atmósfera y la interacción de ambas con la superficie oceánica, y enfocándose especialmente en los efectos de la radiación solar, sobre todo la ultravioleta (UV), en los organismos marinos. Ninguna de las campañas oceanográficas del momento tiene tanto alcance ni envergadura como la Malaspina, un programa que financia el Ministerio de Ciencia e Innovación y que aporta amplios conocimientos que pueden ayudar a solventar las consecuencias del cambio climático en el planeta. Montserrat Vidal, bióloga especialista en ecología marina y oceanografía de la Universidad de Barcelona que se encuentra a bordo del buque explicó en una entrevista: "Cuando suben al barco las botellas que se bajan hasta 4.000 metros, se cogen las muestras para hacer los análisis. La mayoría se hacen en el barco, aunque otros los haré en Barcelona.

Por los nutrientes podemos conocer la capacidad productiva y sus limitaciones potenciales, analizamos el nitrógeno, fósforo, hierro, carbono, etcétera..." El viaje a bordo del Hespérides concluirá el 14 de julio de este año y esa fecha se cumplirán los 216 días desde que zarparan de Cádiz. El comandante dice: "El balance, hasta ahora, es muy bueno, el Hespérides, como plataforma científica, responde perfectamente a las expectativas"..