Cambio climático aumenta las plagas urbanas


11 Cambio climático aumenta las plagas urbanas.

Es cada vez mayor el número de plagas urbanas -invasiones de cucarachas, pulgas, garrapatas, chinches y mosquitos, entre otros- y uno de los principales motivos de este aumento, además del tráfico internacional de productos, no parecería ser otro que la alteración del clima ocasionada por el calentamiento global. Además de ser fuente de transmisión de una serie de enfermedades, algunas muy peligrosas, y ocasionar grandes pérdidas materiales, la presencia de estas plagas daña notablemente el medio ambiente al favorecer la desaparición de distintas especies -animales y vegetales- dentro de un ecosistema. En España, por ejemplo, se vienen registrando aumentos de hasta el 20% en la demanda de servicios de control de plagas, lo cual puede representar un problema adicional: el uso de sustancias tóxicas para acabar con los molestos invasores.

Sólo es recomendable recurrir a los químicos cuando los demás métodos de eliminación de plagas no dan resultados. Para prevenir las plagas urbanas es recomendable, además de mantener una perfecta limpieza en espacios privados y públicos, instalar barreras que eviten su propagación, como mosquiteros y tapas en grietas y todo tipo de orificios. Cuando ya se han instalado, se los puede intentar eliminar con luces ultravioletas o antiplagas por ultrasonido. Si la contratación de servicios profesionales o de productos químicos fuese inevitable, resulta obligatorio constatar que la compañía que los realice o fabrique esté incorporada al registro oficial que regula el cumplimiento de las normas vigentes de seguridad ambiental..