Cambio climático y la calidad de los alimentos


11 Cambio climático y la calidad de los alimentos.

Los fenómenos climáticos consecuentes de la alteración del clima mundial -como el aumento de temperaturas y las fuertes sequías e inundaciones, cada vez más frecuentes- también afectan la producción alimentaria. Aún no se han realizado muchos trabajos consistentes respecto al tema, pero una investigación que se acaba de llevar a cabo en Gran Bretaña echa un poco de luz a la cuestión.

El estudio ha tomado en cuenta sólo a ese país, pero los resultados que se han obtenido pueden trasladarse a todo el territorio europeo. El estudio explicó la necesidad de adopción de rigurosas normas de control para la agricultura, la producción alimentaria y el transporte -más allá de los límites geográficos de la Unión Europea- para minimizar los riesgos de contaminación química y microbiológica, debido al cambio climático. Esto porque cuánto mayor sea la variación de temperaturas que sufre determinada materia prima desde el primer momento de su producción hasta que llega a la mesa, más extará expuesta a la proliferación de patógenos y micotoxinas, incrementando el riesgo de enfermedades alimentarias. Aunque no hay mucha información acerca de cómo reaccionan estos factores frente a las consecuencias del cambio climático, es sabido por todos que a mayores temperaturas, más peligro de contaminación. A su vez, las épocas de sequía ocasionan una mayor necesidad de utilizar agua de riego, lo que aumenta la incidencia de microorganismos patógenos, y las inundaciones ayudan a incrementar el número de agentes patógenos y contaminación por sustancias químicas presentes en el suelo..